FES | Federación Española de Sociología

XII Congreso de la FES

Tótem, mercancía y ritornelo. De la representación a los afectos.

GT 18 Sociología de la Cultura y de las Artes

Autor/a
Asier Amezaga Etxebarria (Euskal Herriko Unibertsitatea/Universidad del País Vasco)

Programa:

Sesión de comunicaciones orales Franja 1 : Teoría en sociología de la cultura y de las artes
Responsable(s): Dafne Muntanyola Saura (Universitat Autònoma de Barcelona)
Tipo de sesión: Sesión de comunicaciones orales
Día: jueves, 30 de junio de 2016
Hora: 09:30 a 11:30
Lugar: S07

Con esta comunicación quiero discutir los afectos como una herramienta conceptual útil para el análisis diferentes manifestaciones culturales, que trata de ir más allá del marco representacional. Para ello, realizaré un recorrido por tres conceptos (ritnornello, tótem y mercancía) que he empleado en una investigación que analizaba las mediaciones que establece el público con una serie de actualizaciones de la vida y la obra del poeta Gabriel Aresti (1933-1975).

Si las fases del desarrollo psicosexual de Freud sitúan la cultura como una domesticación de las pulsiones, éstas pasarían a manifestarse en dos estados: representaciones y afectos. Los afectos resultan difíciles de aprehender porque remiten a aspectos que escapan al dominio del lenguaje: aquello que no puede ser representado o, más bien, el remanente que toda representación no consigue arrogarse.

Una de las mesetas que proponen Deleuze y Guattari es el ritornello: secuencias repetitivas del discurso que catalizan afectos. Se trata de un concepto útil para situar la poesía en la praxis (cita, prosodia y canto) atendiendo a sus aspectos menos representacionales. La semiología o la sociología han tendido a moverse más en el terreno de las representaciones, despojando al poema de sus aspectos más energéticos. Sin duda, los elementos que permiten la repetición de los poemas remiten también a los afectos que son capaces de generar.

También podemos hallar referencias similares en la sociología clásica. Durkheim apuntaba en esa misma dirección al señalar que la representación civil o religiosa (tótem) no puede contener la totalidad de las energías sociales que representa, de ahí que su carácter indómito deviene exterioridad del objeto, análoga a la exterioridad propia de lo social. La caracterización que Marx realiza del fetichismo de la mercancía permite una aproximación similar. La mercancía se caracterizaría por su carácter duplicado –valor de uso y valor de cambio—y funcionaría también como una delegación de lo social, en tanto que promete una propiedad oculta que genera valor. En este sentido, las propuestas de Marx y Durkheim parecen encontrarse al problematizar la delegación social que se produce en una serie de artefactos semiótico-materiales (tótem y mercancía) que logran arrogarse la representación de un conjunto de energías sociales (afectos), tomando la religión por la sociedad o el valor por la producción social.

Palabras clave: psicoanálisis, representaciones sociales, sociología de la cultura, sociología de la religión