FES | Federación Española de Sociología

XII Congreso de la FES

Las bases sociales de la indignación. Una perspectiva agregada.

GT 41 Opinión pública y demoscopia

Autor/a
Rubén Díez García (Universidad Carlos III de Madrid & Universidad Complutense de Madrid)

Programa:

Sesión de comunicaciones orales Franja 2
Tipo de sesión: Sesión de comunicaciones orales
Día: jueves, 30 de junio de 2016
Hora: 16:00 a 18:00
Lugar: 203

A partir de los datos macro y estadísticos en los que me baso, apunto un supuesto particular que orienta este trabajo: que coexisten una serie de factores que, en mayor o menor grado, habrían podido influir para que los ciudadanos participaran en las manifestaciones, acampadas, marchas y protestas del movimiento 15-M entre mayo de 2011 y los primeros días de 2012: i) su caracterización socioeconómica; ii) ciertas ideas y opiniones que pueden ser compartidas por algunos ciudadanos sobre determinados aspectos controvertidos de la realidad social, a los que el movimiento otorgó visibilidad y relevancia pública; iii) sus opiniones y actitudes en relación a ciertos asuntos políticos e instituciones; iv) los usos que hacen de Internet para informarse y opinar sobre estos aspectos; y v) su pertenencia o no a determinadas organizaciones sociales y asociaciones, por un lado, y su propensión a participar en acciones colectivas, por otro

Para acometer esta tarea y dada la naturaleza agregada de los datos en que me centro aquí, con una variable dependiente dicotómica (ES2920, p. 22a), recurro a la técnica de análisis de regresión logística.

Los datos agregados parecen sugerir que los aspectos de orden político —en este caso, la insatisfacción con la situación política y con el funcionamiento de la democracia formal—, introducen un elemento diferenciador entre aquellos que decidieron canalizar su descontento e indignación a través del 15-M, dado que contribuyen a explicar mejor la participación en las acciones del movimiento que la percepción negativa de la ciudadanía sobre la situación económica, en un momento de profunda crisis económica. Un orden político o Estado que debe regular la actividad económica  como garante de la provisión de servicios públicos y prestaciones sociales —de oportunidades de vida. En este orden de cosas, los datos señalan la influencia que ejerce sobre la decisión de participar, a nivel agregado, la opinión de los que reclaman una mejora en «los servicios públicos y prestaciones sociales aunque haya que pagar más impuestos».

 

Palabras clave: regresión logísitca, indignación, España, democracia