FES | Federación Española de Sociología

XII Congreso de la FES

La Renta de Garantía de Ingresos en la Comunidad Autónoma del País Vasco

GT 33 Política social y trabajo social

Autor/a
Iñigo Zabala (UPV/EHU)

Programa:

Sesión de comunicaciones orales Franja 3 : Rentas mínimas y respuesta al empobrecimiento derivado de la crisis
Responsable(s): Ana Arriba González de Durana (Universidad de Alcalá de Henares)
Tipo de sesión: Sesión de comunicaciones orales
Día: viernes, 1 de julio de 2016
Hora: 09:00 a 10:45
Lugar: 112

La Renta de Garantía de Ingresos (RGI), es un derecho subjetivo de los/as ciudadanos/as de la Comunidad Autónoma del País Vasco (C.A.P.V.) por el cual, aquellas personas que, encontrándose en una situación de exclusión social o riesgo a padecerla, pueden solicitar dicha prestación económica, para mantener unas condiciones dignas de vida. Una de las paradojas de esta prestación es que su cuantía habría de ser del 75% del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), índice de competencia del Gobierno central, siendo la RGI competencia del Gobierno autonómico. El mayor coste de vida en la C.A.P.V., en comparación al resto del Estado español, es la justificación para que la cuantía de esta prestación sea superior a lo indicado.

No obstante, la RGI, está salpicada en numerosas ocasiones por una opinión social que indica que la mayor parte de los perceptores, son personas migrantes, y que se registra altos grados de corrupción o falseamiento documental para la obtención de  la prestación de la RGI. Sien embargo, el sistema de evaluación de la RGI, aclara que la percepción social no está avalada ni justificada, siendo la tasa de funcinamiento inadecuado estimado en un 0,3% de las personas perceptoras. 

En ocasiones este derecho subjetivo, es empleado por las diferentes organizaciones políticas como arma electoral, donde unos partidos políticos responsabilizan a otros sobre la inadecuada gestión. Fundamentalmente el fin de esta prestación es garantizar unos ingresos económicos mínimos para las personas que se encuentran sin recursos. Aunque el proncipal foco de atención mediática y social, no se sitúa en el verdadero origen del problema, la pobreza. 

La pobreza es la única causa justificada para la concesión de la prestación económica RgI, los múltiples trámites que son necesarios para poder realizar la solicitud, conllevan que algunos de los solicitantes tengn problemas para poder llevar a hacer efectivo un dereco, que con carácter subjetivo, corresponde a todas las personas residentes en la C.A.P.V. y que cumlan los criterios exigidos en la normativa.

La hipótesis de partida de este trabajo, tratará de corroborar o desmentir, en base a los datos cuantitativos existentes, si la opinión social sobre el (supuesto) fraude en la prestación económica RGI, está justificada o no.

Palabras clave: Comunidad Autónoma del País Vasco, Renta de Garantía de Ingresos, percepción social.