FES | Federación Española de Sociología

XII Congreso de la FES

La religión en el mundo moderno: secularización o nuevos mitos. Aproximaciones a la teoría de la religión de Lluís Duch

GT 16 Sociología de la Religión

Autor/a
Ulises Bernardino Márquez Pulido (Universidad Nacional Autónoma de México)

Programa:

Sesión de comunicaciones orales Franja 4 : Pensando la religión: teorías y conceptualizaciones
Responsable(s): Teodor Mellen Vinagre (ESADE)
Tipo de sesión: Sesión de comunicaciones orales
Día: viernes, 1 de julio de 2016
Hora: 16:00 a 18:00
Lugar: 005

El estudio científico de la religión se consolida a partir del siglo XIX y se desarrolla bajo la influencia del pensamiento ilustrado, evolucionista y positivista. Las primeras aproximaciones como el historicismo (de la Sausalle, Leroux) los estudios comparativos (Muller, Frezer) y el evolucionismo (Spencer, Tylor) comparten la idea de que la religión pertenece al pasado de la humanidad y que en el transcurso de la historia, paulatinamente, desaparecerá; desde lo clásicos de la teoría social, Marx la vinculaba con la <<dominación>> y la <<explotación>> y planteaba su superación dialéctica por medio del <<socialismo científico>>, Durkheim la consideraba desde la óptica de su función social y observaba un <<rompimiento de los lazos de solidaridad>> debido a la crisis religiosa moderna y Weber la abordaba desde la <<acción comunitaria>>, la axiología y su relación con la economía, describía un <<desencantamiento del mundo>> y un proceso de <<secularización del pensamiento>>, más allá de las diferencias, lo que los tres clásicos comparten es una comprensión racionalista, con unos rasgos más o menos evolucionistas, del hecho religioso. Como observa Lluís Duch, los primeros investigadores de la religión no hablaban de la defunción de una religión específica sino de la muerte de la <<posibilidad religiosa del ser humano>>, tenían la seguridad de que la religión pertenecía a la “infancia de la humanidad” y que el pensamiento y el mundo moderno se organizarían racional y científicamente: la crítica científica de la religión se da en un contexto en el que el cristianismo se debilita en su antigua función de legitimar sacramentalmente la <<esfera política>> que desde la Ilustración buscaba una <<autolegitimación laica>>, sin dejar de ser sagrada, cuando el Estado-nación pretendía hacerse del <<poder religioso>>.  Con base en estas observaciones, la tesis central que plantea Duch es que la llamada <<secularización>>, más que un proceso de <<desencantamiento del mundo>> y superación positiva de la religión, conlleva un <<cambio de propietario del discurso teológico y del poder religioso>>, tanto en los bienes materiales como en la intervención sobre la conciencia; la <<ideología del progreso>>, confundida con el <<evolucionismo científico>> y sobre la que se funda el Estado moderno, puede ser considera un <<mito fundador y revolucionario>> que puede llegar a convertirse en una forma de religión. En síntesis, porque el ser humano es siempre un posible <<homo religiosus>>, en el mundo moderno la religión no desaparece sino que toma otras formas a través de nuevos mitos.

Palabras clave: secularización, evolucionismo, progreso, mito, religión