FES | Federación Española de Sociología

XII Congreso de la FES

La mar de metáforas. Entre los polígonos marinos de la acuicultura y los peces sabios de los pescadores

GT 23 Sociología del Conocimiento y de la Ciencia y Tecnología

Autor/a
Emmánuel Lizcano Fernández (Universidad Nacional de Educación a Distancia)
Coautor/es
Rodrigo Martínez Novo (No ha indicado Institución)
Antonio Félix Vallejos Izquierdo (Departamento de Sociología I. UNED)

Programa:

Sesión de comunicaciones orales Franja 4 : COLABORACIÓN Y PRODUCCIÓN COLECTIVA DEL CONOCIMIENTO
Tipo de sesión: Sesión de comunicaciones orales
Día: viernes, 1 de julio de 2016
Hora: 16:00 a 18:00
Lugar: Seminario 206

De cara a una mayor sostenibilidad medioambiental de las costas, las políticas públicas españolas y de la UE insisten en el necesario entendimiento y colaboración entre los agentes innovadores de la acuicultura industrial marina (biólogos, empresarios y gestores de la Administración) y los pescadores tradicionales locales. Pero los imaginarios de los que emergen los conocimientos de unos y de otros parecen mostrar que viven en mundos opuestos, si no antagónicos.

Tras realizar más de medio centenar de entrevistas abiertas y focus groups con sujetos de ambos grupos, a lo largo del Mediterráneo español, y proceder al análisis cualitativo de los discursos registrados, centrándonos en especial en las metáforas más características de cada uno de ellos, se pone de manifiesto que aquello que las metáforas de unos dotan de vida y agencia, las de los otros lo muestran como material inerte y desanimado. Y viceversa. Para los actores de la acuicultura, tanto el mar como sus habitantes, humanos y no-humanos, son entidades homogéneas, carentes de agencia y consideradas como objetos de conquista. Sin embargo, estos actores dotan de agencia a entidades como el mercado, el progreso o la innovación tecnológica, a cuya vitalidad y dinamismo el mar, los peces y los pescadores deben adaptarse o someterse. Por el contrario, para los pescadores, son el mar y sus moradores quienes aparecen dotados de agencia y vida propia; siendo el mercado, el progreso o la innovación los que se perciben como entidades restringidas y mecánicas (la lonja, los cambios, los ‘inventos’), cuyo carácter dependiente debería plegarse a la vitalidad, complejidad y humanidad que, para ellos, es propia del mundo marino y de sus habitantes.

Cualquier intento de establecer políticas marinas que pretendan conciliar los intereses de ambos grupos puede verse condenado al fracaso si, además de los conflictos económicos e institucionales, no se tienen también en consideración sus fuertes divergencias cognitivas en el modo de entender su espacio común: el mar. El deseable entendimiento entre ambas posiciones parece pasar, por tanto, por el logro de un lenguaje común sobre el que basar cualquier tipo de posible gestión conjunta y sostenible de nuestro litoral.

Palabras clave: conocimiento científico, pesca tradicional, metáfora, mar