FES | Federación Española de Sociología

La importancia de la estructura social: publicación del libro “España 2015. Situación Social”.

Cristóbal Torres Albero, catedrático de sociología de la UAM y miembro del Comité ejecutivo de FES, nos comenta el libro que acaba de editar con el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS): “España 2015. Situación Social”.

Más de 160 científicos sociales, la mayor parte de ellos adscritos a la disciplina de la sociología, junto a un grupo de politólogos, han participado en esta obra de 15 capítulos, 1.739 páginas y 597 conjuntos de datos (tablas, gráficos, etc.), que dan cuenta de la evolución de la estructura social española a lo largo de las dos últimas décadas.

Título: España 2015. Situación social
Cristóbal Torres Albero (Editor)
Madrid, Centro de Investigaciones Sociológicas, 2015.

Más información sobre el libro: web del CIS

PRESENTACIÓN

Este libro es fruto de una iniciativa del Centro de Investigaciones Sociológicas para dar cuenta de la situación de la realidad social española. Una iniciativa orientada, por un lado, a un análisis exhaustivo de la estructura social de España realizada desde los criterios de rigurosidad y competencia de la investigación académica que supusiera avanzar en el conocimiento de la realidad social española; y, de otro, que entroncase con la mejor tradición de estudios de la sociología empírica en España, como por ejemplo la que representan los Informes de la Fundación Foessa sobre la sociedad española, y que suponen una consolidada tradición de investigación empírica en la estructura social española que ha sido piedra miliar de la constitución de la moderna sociología en España a partir de la década de los años sesenta del siglo pasado.

De esta manera, el título de esta obra tenía que retomar la denominación de Situación social de buena parte de los informes Foessa, no solo por razones de continuidad de la tradición sino porque con esta denominación se recoge plenamente el sentido que se ha tratado de incorporar a nuestra obra: detallar mediante datos empíricos (sistemas de indicadores, series históricas, evidencia de naturaleza cualitativa, etc.) la evolución de la estructura social española a lo largo de las dos últimas décadas y, con ello, identificar los problemas sociales surgidos en su desarrollo y cambio social, prestando muy particular atención a los fenómenos desencadenados a raíz de la crisis económica que comienza en 2008. Esa combinación de análisis de la estructura social y de diagnóstico de los problemas sociales es la que expresa la noción de `situación social´. Del título se ha caído la referencia a Informe sociológico porque se da por descontado en una publicación del Centro de Investigaciones Sociológicas. 

En concreto, el libro lleva a cabo un análisis general de las distintas dimensiones, ejes y variables que conforman la estructura social de España, y toma una perspectiva comparativa internacional orientada, en lo fundamental, a la Unión Europea y a la OCDE. Dado que el último gran informe disponible, en la referida mejor tradición de la sociología empírica española indicada, era el V Informe Sociológico sobre la Situación Social en España por la Fundación Foessa en 1994, así como otros encabezados por los profesores Salustiano del Campo, Juan Díez Nicolás y Amando de Miguel y publicados en  esos mismos años de mitad de la década de los noventa, la idea rectora del libro ha consistido en enfatizar el análisis longitudinal de la estructura y el cambio social en nuestro país en los últimos veinte años. Estas dos décadas constituyen en lo social, económico y político un periodo de inflexión y singularización del proceso de desarrollo y modernización que comienza en España con la Transición política (hace ya cuarenta años) y que, a su vez, incluye a partir de 2008 una nueva deriva moduladora de la realidad social española debido a la abrupta irrupción de la crisis económica. 

Bajo estas ideas rectoras el libro se presenta con una doble estructura para organizar la investigación y análisis sobre la estructura social española. De un lado, el núcleo duro de la obra se ha articulado en torno a quince capítulos que recogiesen los principales ámbitos de la estructura social. Conforme con la lógica en la que se articulan los universales de la realidad social, estos capítulos están ordenados conforme al siguiente orden: Población; Migraciones; Familia; Relaciones de Género; Educación;  Sistema de Enseñanza;  Trabajo y Empleo; Desigualdad, Estratificación y Movilidad Social; Economía y Sociedad; Política; Políticas Sociales; Acción Colectiva y Ciudadanía; Calidad de Vida; Cultura, Valores y Religión; Opinión Pública y Medios de Comunicación; y Sociedad de la Información del Conocimiento. De otro, la investigación y el libro se completan no tanto con las habituales conclusiones, por una parte repetitivas ante lo ya sintetizado en cada capítulo y, de otra, de difícil aprensión en una obra de tan vasto alcance, sino más bien con un epílogo que, tomando como base el conjunto de la obra, aportará reflexiones relacionadas con los capítulos pero que tuviera un mayor alcance y generalidad. Ambas partes se han organizado sobre un mismo principio de pluralidad académica, si bien en el epílogo también se ha buscado la aportación de los pioneros en este tipo de estudios de la sociedad española.

De esta manera, los prestigiosos académicos que asumieron el encargo de dirigir y coordinar los quince capítulos consignados han sido, conforme al orden de los capítulos ya referidos, los siguientes: Andreu Domingo (Centro de Estudios Demográficos de la Universidad Autónoma de Barcelona), Antonio Izquierdo (Universidad de La Coruña), Gerardo Meil (Universidad Autónoma de Madrid), María Ángeles Durán (Consejo Superior de Investigaciones Científicas), Julio Carabaña (Universidad Complutense de Madrid), Fausto Miguélez (Universidad Autónoma de Barcelona), José Félix Tezanos (Universidad Nacional de Educación a Distancia), Rodolfo Gutiérrez (Universidad de Oviedo), Francisco Llera (Universidad del País Vasco), Ana Marta Guillén (Universidad de Oviedo), Luis Enrique Alonso (Universidad Autónoma de Madrid), Jesús de Miguel (Universidad de Barcelona), Enrique Gil Calvo (Universidad Complutense de Madrid), Fermín Bouza (Universidad Complutense de Madrid) y Cristóbal Torres Albero (Universidad Autónoma de Madrid), quien también asumió la tarea de editor general de la obra. Cada uno recibió el encargo de atacar su respectivo capítulo asignado mediante la conformación y coordinación de un equipo de autores que se ocupasen de la redacción del mismo. De esta manera se pensó que el libro no solo mejoraría por la profundidad que deriva de la especialización, sino que también ganaría verosimilitud dado el componente comunitario que subyacía en su génesis. Así, 158 científicos sociales ha participado en la redacción de estos quince capítulos, la mayor parte adscritos al quehacer científico en la disciplina de la sociología, junto con un selecto grupo de politólogos. Por lo que hace a la parte del epílogo la idea fue culminar la obra con breves ensayos a cargo de tres distinguidos precursores de este tipo de investigaciones: Salustiano del Campo, Juan Díez Nicolás y Amando de Miguel. A este grupo se le unió un reputado académico que aporta la perspectiva politológica en el análisis de la realidad social española: Josep Maria Vallès. De esta manera, el resultado del trabajo de este total de 162 autores son 1.739 páginas, 597 conjuntos de datos (tablas, gráficos, etc.), y más de 800.000 palabras. Esta tarea ha requerido algo más de los dos años inicialmente previstos inicialmente, para movilizar y concretar esta primera edición del informe de situación social de España que ha impulsado, patrocinado y publicado el Centro de Investigaciones Sociológicas. 

 Cristóbal Torres Albero