FES | Federación Española de Sociología

XII Congreso de la FES

LA IMPORTANCIA DE CUIDAR. Un reconocimiento pendiente.

GT 12 Sociología del Género

Autor/a
Irune Robles Egozkue (EHU/UPV)

Programa:

Sesión de comunicaciones orales Franja 3 : CUIDADOS, TECNOLOGÍAS Y GÉNERO
Responsable(s): Capitolina Díaz Martínez (Universitat de València)
Tipo de sesión: Sesión de comunicaciones orales
Día: viernes, 1 de julio de 2016
Hora: 09:00 a 10:45
Lugar: 107

Esta comunicación es parte de una investigación doctoral en curso en torno al conocimiento y el saber hacer para cuidar la salud que guardan y ponen en práctica las mujeres. La intención principal de la misma es visibilizar esta tarea, las personas que la llevan a cabo así como el conocimiento que requiere para, con ello, ponerlo en valor como parte de nuestro acervo cultural.

El cuidado y la sanación de la salud es una tarea que se ha dado en todas las épocas de la humanidad, desde diversos ámbitos y puntos de vista así como mediante una gran variedad de métodos y medios. Es en la Edad Media, con la institucionalización de la medicina como disciplina científica y académica cuando comienza a tomar fuerza la defensa de la razón biomédica como la única explicación valida a la enfermedad, idea que llega hasta nuestros días. De este modo, se procura una deslegitimación del conocimiento y de las técnicas de cuidado utilizadas en el día a día por parte de las familias, las mujeres, los chamanes, las curanderas y comadronas, etc. Si bien es cierto que el avance biomédico ha sido clave para la mejora de la salud y el entendimiento del cuerpo humano, no debemos perder de vista que: por un lado, las personas y sus necesidades van más allá de lo físico y, así, requieren de explicaciones y recursos que desbordan los límites de la biomedicina y, por otro lado, diversos estudios de distintas disciplinas confirman que el cuidado y la curación se realiza mayoritariamente por parte de la familia, sobre todo de las mujeres, por lo que el suyo es un trabajo indispensable en el objetivo de mantener a las personas dentro de estados de salud. De este modo, es necesario recuperar y visibilizar el conocimiento para cuidar realizado en la vida cotidiana del hogar para así, ponerlo en valor y empoderar a las personas que han llevado y llevan a cabo esta función.

Además, la labor de cuidar es inherente al entorno, la cultura y la historia local. Incluye conocimientos, recursos (materiales y espirituales) y prácticas utilizadas en la vida cotidiana necesarias para que ésta sea posible, desde el nacimiento de una persona, pasando por el acompañamiento en su vida y hasta el proceso de enfermedad y muerte. Así, el cuidado engloba prácticas como la higiene, la alimentación, el acompañamiento, la prevención y sanación. Pero también el amor, la transmisión del idioma, valores e historia, el consejo y la escucha. De este modo, al analizar la tarea y el conocimiento para cuidar, además de encontrar información acerca de cómo y con qué medios se hace, encontramos pistas y datos sobre la tradición, la memoria, la transmisión, la historia y el entorno, etc. Siendo así, tenemos pendiente la tarea de conocer, recopilar y visibilizar esta memoria y conocimiento para tratar así de guardar esta parte de nuestra historia e identidad.

 

Palabras clave: sistemas de salud, mujer, cuidar, conocimiento, transmisión