FES | Federación Española de Sociología

XII Congreso de la FES

La financiarización de la sociedad: revisión teórica y propuestas de análisis.

GT 31 Sociología Económica

Autor/a
Manuel Ángel Santana Turégano (Universidad de La Laguna)
Coautor/es
Nisamar Baute Díaz (UNIVERSIDAD DE LA LAGUNA)

Programa:

Sesión de comunicaciones orales Franja 3 : Banca, deuda y financiarización: políticas económicas y sociedad
Responsable(s): Manuel Ángel Santana Turégano (Universidad de La Laguna)
Tipo de sesión: Sesión de comunicaciones orales
Día: viernes, 1 de julio de 2016
Hora: 09:00 a 10:45
Lugar: S01

En los últimos años se viene hablando de la financiarización como un concepto central para comprender las sociedades contemporáneas. Al igual que sucede con otros términos que se popularizan en los medios de comunicación de masas, como el de la globalización, se trata de un concepto cuyo uso se ha popularizado sin que se tenga muy claro de sobre qué se está hablando. La financiarización ha sido definida como “un incremento del poder financiero en lo económico, lo político y lo social” (Benito Alonso y Rodríguez Fernández, 2012). Aunque estas definiciones amplias tienen la virtud de incluir la mayoría de aspectos que se pueden ver influenciadas por el fenómeno, resultan poco útiles para acometer un estudio empírico del mismo. En este sentido Van der Zwan (2014) distingue tres significados del término. Para la escuela de la regulación la financiarización sería una nueva fase del capitalismo en que la plusvalía de las empresas se obtiene, fundamentalmente en entornos y con medios asociados al campo financiero. Desde el punto de la gestión empresarial, la financiarización se asocia a la emergencia del shareholder value como principio gestor de la gestión de las corporaciones: las empresas se orientan a maximizar el valor para el accionista, lo que lleva, a menudo, a preferir procesos de externalización a los de orientación vertical, a una orientación hacia el cambio constante, para transmitir las señales adecuadas a los mercados financieros, y a un carácter cada vez más predominante de los departamento y profesiones asociadas a la contabilidad y las finanzas en la gestión de las empresas. Por último, la financiarización se ha entendido también, como la “financiarización de la vida cotidiana”. Es decir, la incorporación de elementos financieros, como el crédito al consumo o las hipotecas, como una parte cada vez más importante de la vida cotidiana de los habitantes del planeta. Estos tres significados del término comparten algunos elementos, por lo que puede llegar a afirmarse que la “financiarización” sería la fase actual del capitalismo. Siguiendo a de Beckert (2013, 2014), la financiarización implica la asunción de unos marcos mentales temporales determinados: la orientación hacia un futuro que se pretende predecible y cuantificable. En este sentido, la financiarización enlaza con tendencias de largo alcance como la burocratización que ya señalara Weber y la tendencia hacia la cuantificación que más recientemente estudiara Ritzer.

Palabras clave: financiarización, régimen de acumulación, gestión empresarial, vida cotidiana, marcos temporales