FES | Federación Española de Sociología

Inauguración

Palabras de bienvenida a los asistentes

Teresa González de la Fe (Presidenta de la FES)

En nombre de la Federación Española de Sociología quiero dar la bienvenida a todos los asistentes y especialmente a quienes se han trasladado desde Portugal para celebrar este Primer Encuentro Ibérico de Sociología que hoy nos reúne en esta sala. Quiero agradecerles profundamente a todos su presencia aquí, así como también quiero agradecer públicamente a la Fundación Ortega – Marañón y a su director, D. Fernando Vallespín, su colaboración desinteresada y su apoyo incondicional para la celebración de este Encuentro, que queremos que sólo sea el primero de una serie. Igualmente, agradecemos profundamente a la ISA su apoyo y su patrocinio para la realización de este encuentro, así como a la ESA y la RESU, que estarán presentes en estos dos días de encuentro.

Portugal y España comparten territorio geográfico, una larga historia, una rica cultura y tradiciones, y un sinfín de relaciones que se remontan a los más remotos pasados. Sin embargo, nos ha costado salir del marco conceptual de nuestros Estados y naciones respectivos, para asomarnos a la sociedad ibérica que compartimos. Nos ha costado salir como profesionales de la sociología, quiero decir, pues nuestras relaciones académicas y de investigación, e incluso profesionales y de mercado laboral, además de las de amistad, son bastante sólidas. Pero las asociaciones profesionales de sociología no nos habíamos reunido conjuntamente, por más que hemos coincidido en muchos foros, especialmente en nuestros respectivos congresos y en los congresos europeos e internacionales.

De ahí que la iniciativa de organizar este Encuentro/Encontro lleve rondando a ambas asociaciones desde hace algún tiempo. Yo la heredé de mi antecesor en el cargo, Emilio Lamo de Espinosa, que hoy nos honra con su presencia y su participación. Y todos los ex-presidentes de la FES consultados e invitados, incluso los que por diversas razones hoy no han podido estar con nosotros, aplaudieron y apoyaron con entusiasmo su realización. Y por fin llegó el momento, después de unos previos y fallidos intentos de celebrarla en A Coruña tal como era la idea original.

Pero llegó la crisis, la crisis global de nuestro lema, las arcas se cerraron y la mohína de cuando no hay cecina se apoderó de nuestras sociedades, abrió fracturas importantes, frustró expectativas largamente acariciadas y está sacudiendo la convivencia social por todas partes. La sociología ha sacado sus herramientas analíticas y ha hecho sus diagnósticos y pronósticos sobre el malestar que crece entre sectores cada vez más amplios de las poblaciones de nuestros respectivos países, al igual que lo hace en otras partes de Europa. Desde Tocqueville al menos sabemos del potencial revolucionario de la frustración de las expectativas legítimas. Necesitamos, al menos esa es mi opinión, que nuestras sociedades y nuestra ciudadanía empiecen a formarse una idea de lo que significa formar parte de los PIGS, ese acrónimo que tan sesgadamente designa a nuestros países, con Italia y Grecia, desde la óptica del norte. La sociología es ciencia social y es también conciencia social que trata de elaborar conocimientos objetivos, racionales y desapasionados sobre las sociedades de nuestro tiempo, caracterizadas y etiquetadas como enfermas en situación de grave crisis: importante desempleo, pobreza creciente, recortes sociales, estancamiento económico y falta de perspectivas, importante fuga de talentos, malestar ciudadano, desconfianza en la política institucional y desprestigio de los partidos democráticos, etc, etc.

Esta crisis global ha sido la que nos ha traído finalmente a Madrid y a esta institución señera que nos acoge hoy tan hospitalariamente. Tratar de entender cómo afecta la crisis global a nuestras sociedades y a la sociología en nuestros respectivos países es lo que hoy nos reúne aquí. ¿Qué podemos decir como representantes de la sociología ibérica en esta situación difícil a nuestros colegas y a nuestras ciudadanías?

Tenemos muchos problemas comunes que necesitan ser puestos en común, para compartir análisis y para buscar soluciones conjuntamente. Ésta será nuestra tarea en estos dos días. Esta tarde en dos mesas redondas, sobre “La crisis y las políticas científicas para las ciencias sociales” que se celebrará seguidamente y sobre “Perspectivas sociológicas ante la crisis social” que se celebrará a las 7, y mañana desde las 9 en la reunión conjunta que vamos a celebrar las ejecutivas de ambas asociaciones y en la que trataremos temas como la enseñanza y la investigación, la profesionalización y los mercados laborales de la sociología, las publicaciones sociológicas y otros temas que nos afectan a ambas.

El conocimiento sociológico es hoy más necesario que nunca y es nuestro deber y responsabilidad, como organizaciones nacionales de sociología, hacer visible su importancia, su relevancia social, su utilidad y las consecuencias que puede acarrear su merma o desaparición para el presente y el futuro de nuestros países.

Por ello, les agradezco nuevamente de todo corazón su presencia aquí y les invito a que participen activamente en nuestro Encontro. Mi más cordial bienvenida a Madrid y a este primer Encontro Ibérico de Sociología.