FES | Federación Española de Sociología

In memoriam Salvador Giner

In memoriam

Salvador Giner

 

 

El profesor Salvador Giner de San Julián (Barcelona, 1934) falleció en su ciudad natal el pasado día 19 de octubre. Catedrático Emérito de Sociología de la Universidad de Barcelona, ha sido uno de los sociólogos más distinguidos y reconocidos del país desde que la sociología se refundara en España después de la guerra civil. En la Universidad de Barcelona, siguió sin convicción vocacional la carrera de derecho hasta terminarla, años en los que se despertaría su interés por la sociología. Su dedicación a esta disciplina fue una decisión personal, fruto de su preocupación por comprender el mundo, la realidad que le rodeaba, reforzada por los pocos libros que sobre esta materia podía encontrar en el oscuro ambiente cultural de una dictadura para la que esta disciplina era sospechosa. Su trayectoria académica es un buen ejemplo de las dificultades para ser sociólogo en ese contexto.

            Tras acabar la carrera de derecho, estudió en Colonia en 1958 con René König , que le recomendó ponerse en contacto con el único catedrático de sociología que había entonces en España, Enrique Gómez Arboleya. A la vuelta de Alemania tomó contacto con él y siguió algunas de sus clases en la Facultad de Ciencias Políticas y Económicas de Madrid. Le aconsejó ir a Estados Unidos. Consiguió una beca Fullbrigth para estudiar sociología y realizar su tesis doctoral bajo la dirección de Edward Shils, el amigo de Parsons, en la universidad de Chicago. Allí tuvo la suerte de recibir clases en seminarios muy reducidos de figuras tan relevantes como Hannah Arendt, o tener como examinador externo de su tesis a Daniel Bell. Ejerció después como profesor en las universidades de Reading, Lancaster y Brunel West London en el Reino Unido. En 1998 volvió a España al Instituto de Estudios Sociales Avanzados y, después, como Catedrático de Sociología de la Universidad de Barcelona.

            La aportación de Giner a la sociología ha sido muy extensa y ha contribuido a impulsar la moderna sociología española. Se concreta en cerca de cincuenta libros y en casi trescientos cincuenta trabajos (capítulos de libros, artículos científicos y otros).  También ha escrito profusamente en medios de comunicación sobre temas de actualidad. Entre sus obras de mayor difusión están: Historia del Pensamiento Social publicada en 1967, que va por la décimo tercera edición; Sociología, publicada en 1962, una introducción original a la disciplina varias veces ampliada y reeditada y traducida a varios idiomas; Manual de civismo (con Victoria Camps), también varias veces reeditada con ampliaciones.

            Sus otras aportaciones originales se centran en:  la teoría de la sociedad masa, que renovó la teoría que hasta entonces había sobre este tema tan importante en las es sociedades modernas; el análisis de las tendencias corporatistas de las sociedades democráticas avanzadas (en colaboración con Manuel Pérez Yruela) y  el análisis de la libertad y su estructura social en estas sociedades, uno de sus temas preferidos; el estudio comparado de las sociedades mediterráneas europeas; el análisis de la sociedad civil y la ciudadanía; el análisis de las creencias, la religión y la ideología; y el análisis de la sociedad catalana, sobre la que tanto se interesó. En todas ellas dejó prueba de su buen hacer, dejó pistas para avanzar en su conocimiento y advirtió de la importancia de la filosofía social para hacerlo, como buen filósofo que también lo era. Donó toda su obra al Instituto de Estudios Sociales Avanzados.

            Salvador Giner contribuyó significativamente a la creación de la Federación Española de Sociología de la que ha sido Presidente, ha sido Director del Instituto de Estudio Sociales Avanzados, Director del Departamento de Sociología de la Universidad de Barcelona, Doctor Honoris Causa por las universidades de Lleida, Nacional a Distancia (UNED) y Valencia (Venezuela), Premio Nacional de Sociología y Ciencia Política, Cruz de Sant Jordi y Presidente del Instituto de Estudios Catalanes.

            Ha sido un sociólogo intelectualmente brillante y creativo, un profesor ameno, una persona afable, simpática y cariñosa, siempre dispuesta a colaborar con quién se lo pidiera, y un intelectual convencido de la dimensión ética de la disciplina que cultivaba y de su importancia para el progreso de la sociedad. Para mí también un maestro y un buen amigo.

 

Manuel Pérez Yruela