FES | Federación Española de Sociología

XII Congreso de la FES

Evolución de la dimensión del welfare-mix en la gobernanza del bienestar en España desde el inicio de la crisis.

GT 33 Política social y trabajo social

Autor/a
Daniel Catalá Pérez (Centro de Investigaciones Sociológicas)
Coautor/es
Eloisa Del Pino Matute (Instituto de Políticas y Bienes Públicos (IPP-CSIC))
Jorge José Hernández Moreno (Universidad Autónoma de Madrid (UAM) - Instituto de Políticas y Bienes Públicos (IPP-CSIC))

Programa:

Sesión de comunicaciones orales Franja 1 : Transformaciones del Estado del bienestar 1
Responsable(s): Manuel Aguilar Hendrickson (Universitat de Barcelona)
Tipo de sesión: Sesión de comunicaciones orales
Día: jueves, 30 de junio de 2016
Hora: 09:30 a 11:30
Lugar: 112

La cobertura de las necesidades sociales por parte del Estado de Bienestar se ha venido realizando mediante fórmulas diversas de welfare-mix, en las que cuatro actores (el sector público, el privado, el tercer sector y el denominado sector informal o las familias) han guardado equilibrios diferentes en función del tiempo y el lugar. El welfare-mix no es, por lo tanto, una fórmula nueva para cubrir las necesidades sociales de los ciudadanos. Aunque la provisión de determinados servicios ha ido cambiando dando, según los casos, más protagonismo al sector privado (por ejemplo, mediante fórmulas de colaboración público-privada), al tercer sector en su producción (en el marco de la economía social) o a los ciudadanos (por ejemplo, a través de fórmulas de la denominada coproducción de servicios).

Antes de la crisis, España era uno de los países del mundo que más recurría a fórmulas de colaboración público-privada, fundamentalmente en el sector de las infraestructuras. Progresivamente se ha producido una gran diversificación de los sectores en los que se aplica este instrumento de gestión. En concreto, en lo que se refiere a los servicios sociales, a partir de la década de los 90 se consolida la participación del tercer sector y del sector privado en la provisión de servicios, dejando más en segundo plano la provisión directa de los mismos.

En lo que se refiere a los efectos que la crisis ha podido tener en el incremento de la colaboración entre el sector público y otros actores y las repercusiones para el sistema, no existen todavía datos claros para poder analizarlos. De hecho, existen factores adicionales a la propia crisis, que pueden haber influido sobre la evolución de la colaboración: una disminución de la actividad económica, casos de corrupción vinculados a la contratación pública y privada y una fuerte oposición pública respecto de los procesos de privatización en ciertos ámbitos de la política social.

Sea como fuere, algo que sí parece más claro respecto de los efectos de la crisis sobre la colaboración público-privada en particular y el welfare-mix en general, son ciertos cambios producidos en su perfil. La entrada en el sector de los servicios sociales de grandes empresas en busca de nuevas oportunidades de negocio, ha obligado a las organizaciones del tercer sector a competir con otras puramente mercantiles por unos recursos escasos, lo que ha ocasionado la expulsión o la reconversión de una parte de las primeras.

Palabras clave: welfare-mix, colaboración público-privada, tercer sector, servicios sociales