FES | Federación Española de Sociología

XII Congreso de la FES

¿Es la "democracia de audiencia" realmente nueva?

GT 24 Sociología de la Comunicación y del Lenguaje

Autor/a
Roberto Luciano Barbeito Iglesias (Universidad Rey Juan Carlos)

Programa:

Sesión de comunicaciones orales Franja 5 : Cuestiones de comunicación política
Responsable(s): Giuliano Tardivo (ACMS)
Tipo de sesión: Sesión de comunicaciones orales
Día: sábado, 2 de julio de 2016
Hora: 09:00 a 10:45
Lugar: S.Grados

A mediados de los años noventa, el politólogo Bernard Manin acuñó y popularizó el término democracia de audiencia para referirse a lo que él entendía era la tercera gran transformación del gobierno representativo. Esta nueva forma de democracia sucedía a la democracia de partidos, y entre sus rasgos más sobresalientes estarían la intensificación de la figura de los líderes políticos (esto es, la personalización de la política), el establecimiento de una ciudadanía pasiva, la transformación de los partidos en meras máquinas electorales, la emergencia del voto emocional y, a la postre, la dependencia de la política democrática con respecto a los medios de comunicación, que se habrían convertido en la nueva esfera en la que se establece y que estaría modificando decisivamente la relación entre los ciudadanos y sus representantes.

Caracterizaciones y conclusiones análogas a las de Manin fueron expresadas, en los mismos y posteriores años, por algunos de los nombres más ilustres de la ciencia política y la sociología política, como Giovanni Sartori, quien propuso que la nueva realidad de la representación democrática podía definirse bien a través de términos tales como los de videopolítica y política teledirigida.

Ya en los terrenos de la sociología de la comunicación y de la comunicación política, la bibliografía especializada ha insistido en la idea de que la política democrática ha mutado profundamente por causa de la pujanza de los medios, y estos por la pujanza de aquella, en un proceso de alimentación mutua. Es lo que se viene denominando como democracia de medios, o democracia mediática. Con matices variados, estas conceptualizaciones abundan en las caracterizaciones básicas aludidas por Manin o Sartori.

Una revisión atenta de las teorías competitivas de la democracia (el paradigma predominante) permite advertir, sin embargo, que los rasgos con los que se suelen describir la democracia de audiencia y la democracia mediática no son tan novedosos. Antes bien, muchos de esos rasgos ya fueron señalados como constitutivos de la democracia representativa moderna por figuras clave de la sociología y la economía política como Max Weber y Joseph Schumpeter. Para demostrar esta hipótesis la propuesta que aquí se expone compara detalladamente las aportaciones de estos dos últimos autores sobre la democracia representativa de partidos de masas con las caracterizaciones más destacadas que se suelen hacer de la democracia de audiencia y la democracia mediática. Procediendo así se persigue identificar asimismo qué rasgos de la democracia de audiencia o de la democracia mediática pueden ser realmente privativos de las nuevas formas de democracia. La propuesta sugiere asimismo que la democracia de partidos descrita por Manin no coincide con la democracia de partidos a la que se refieren Weber y Schumpeter.

Palabras clave: democracia, medios de comunicación, democracia de audiencias, democracia competitiva, democracia plebiscitaria, personalización política, Manin, Weber, Schumpeter