FES | Federación Española de Sociología

XII Congreso de la FES

EL JESUITA MATTEO RICCI Y LA INCULTURACIÓN DEL CRISTIANISMO EN CHINA

GT 16 Sociología de la Religión

Autor/a
María Lara Martínez (Universidad a Distancia de Madrid, UDIMA)

Programa:

Sesión de comunicaciones orales Franja 3 : Religión, modernidad y secularización
Responsable(s): Julia Martínez-Ariño (Universidad de Groningen)
Tipo de sesión: Sesión de comunicaciones orales
Día: viernes, 1 de julio de 2016
Hora: 09:00 a 10:45
Lugar: 005

Allá donde vayamos cuando viajamos, lo más probable es que nuestras inquietudes nos hagan captar en los hábitats recorridos, el centro de nuestras aficiones o, por constraste, su ausencia, pues debemos recordar que todo conocimiento parte de un interés.Llegó Marco Polo y pintó una China llena de comerciantes. Arribaron los jesuitas y encontraron una tierra plagada de sabios casi protocristianos. Apenas despuntó el siglo XVIII y los ilustrados intuyeron en el Imperio del Sol Naciente una utopía consumada pues, frente al drama de las guerras de religión, allí parecía imperar el culto de la tolerancia en una especie de deísmo o religio naturalis sin iglesia. “No debe haber clases, sino todos caminar juntos en el saber” había aseverado Confucio en el lejano siglo VI, pues cinco eran las grandes virtudes que le daban al hombre bueno paz y felicidad, a saber, la bondad, la honradez, el decoro, la sabiduría y la fidelidad. Y es que para les philosophes el confucianismo era el reflejo exacto de la verdadera religión. En ella, el estudiante pobre repasaba las lecciones cuando la luz de luna iluminaba la nieve, al tiempo que el jornalero posaba el libro sobre el arado con vistas a presentarse en plazo a los exámenes.

La palabra “inculturación” designa el proceso por el cual la Iglesia se convierte en parte de la cultura de una comunidad. Es la comprensión de la tradición ajena para acercar la propia, actitud que los jesuitas lograron consagrar como consustancial estilo en su práctica misional. Así, aunque este vocablo es un neologismo surgido a comienzos de los años sesenta del siglo XX, en esta comunicación analizaremos cómo Matteo Ricci (1552-1610) parece ser la personificación de ese intento sublime de irradiar el cristianismo mediante un sincero y comprensivo abrazo de la cultura china pues, al entrar en contacto con nuevas realidades, lejos de desencadenar la destrucción de sus lugares de memoria, trató de hallar entre los mandarines la “semilla del Verbo”.

Ricci conjugó esta idiosincrasia con el acervo cristiano, codificó los cinco tonos y hermanó a Cicerón con la filosofía de Oriente. Por ello, hoy, en el Millenium Center de Pekín, el colosal relieve dedicado a la Historia de China exhibe a dos italianos: Marco Polo, en la corte de Kubilai Khan, y Mateo Ricci, escudriñando el cielo.

Palabras clave: Alteridad, Compañía, Contrarreforma, Oriente