FES | Federación Española de Sociología

XII Congreso de la FES

El habitus en danza: la esucha como habilidad social

GT 18 Sociología de la Cultura y de las Artes

Autor/a
Dafne Muntanyola Saura (Universitat Autònoma de Barcelona)

Programa:

Sesión de comunicaciones orales Franja 3 : Fronteras de la sociología de las artes hispanohablante
Responsable(s): Arturo Rodríguez Morató (Universidad de Barcelona)
Tipo de sesión: Sesión de comunicaciones orales
Día: viernes, 1 de julio de 2016
Hora: 09:00 a 10:45
Lugar: S07

 

¿Cómo legitima el coreógrafo sus decisiones artísticas durante el ensayo? Esta comunicación busca comprender desde un punto de vista sociológico lo que significa bailar conjuntamente. Vamos a definir la musicalidad, la escucha y la fisicalidad, que aparecen en el discurso de los miembros de la compañía, como habilidades sociales que forman parte de un habitus compartido. Creemos que de las decisiones creativas que se toman en un estudio de danza emergen principios de organización social basados en la intersubjetividad e interacción. Las prácticas profesionales, y las artísticas en particular, se esconden detrás del discurso racionalizador de la toma de decisiones de la psicología folk. Feyerabend (1987) hablaba ya del mito de la creatividad. En sociología existe un marco teórico establecido sobre la producción artística, sobre todo en Francia (Moulin, 1967; Becker, 1982; Bourdieu (1992) Heinich, 2014). Ahora bien, las publicaciones recientes sobre estas prácticas (Zembylas, 2014) no explican con datos empíricos cómo los artistas toman realmente decisiones durante su proceso creativo. Nuestra metodología incluye se emmarca en un estudio longitudinal y etnográfico audiovisual iniciado en 2009 con la compañía de danza londinense Wayne McGregor-Random Dance y el laboratorio ICL del departamento de ciencia cognitiva de la University of California, San Diego (UCSD, del que formé parte como Fulbright Scholar y luego como investigadora postdoctoral. El método empleado es la etnografía cognitiva, que se centra en los mecanismos de producción de conocimiento y comunicación en la vida cotidiana. A partir del análisis conversacional de las instrucciones y entrevistas hemos considerado la musicalidad, la escucha, y la fisicalidad como indicadores de habilidad sociales y creativas. Los conceptos microsociológicos de interacción focalizada y cambio de clave (Goffman, 1961, 1974) por un lado, e intersubjetividad por otro (Schütz,1967, 1971) nos permiten mostrar que la sincronización, la comunicación y la interacción no se dan en un vacío social. Son habilidades de naturaleza cognitiva pero que forman parte de un habitus compartido por los miembros de la compañía. Al insistir en la pragmática de la fisicalidad, el coreógrafo cambia la clave de la instrucción, y complementa las habilidades de escucha y musicalidad de los bailarines. Sólo así se puede explicar la legitimación del coreógrafo como figura estratégica en el estudio, mientras que los bailarines funcionan como figuras que incorporan sus criterios creativos.

 

Palabras clave: danza, etnografía, habitus, interacción, video