FES | Federación Española de Sociología

XII Congreso de la FES

El concepto clásico de Modernidad

GT 2 Teoría Sociológica

Autor/a
José María Pérez-Agote Aguirre (Universidad Pública de Navarra)

Programa:

Sesión de comunicaciones orales Franja 5 : Teorización transversal
Responsable(s): Marta Soler Gallart (Universidad de Barcelona)
Tipo de sesión: Sesión de comunicaciones orales
Día: sábado, 2 de julio de 2016
Hora: 09:00 a 10:45
Lugar: 102

Este trabajo forma parte del monográfico “Las nuevas encrucijadas de la modernidad” de próxima aparición en la revista “Sociología histórica”. En él se recupera el concepto clásico de modernidad como punto de partida desde el cual abordar los recientes debates que hoy lo renuevan, algunos de los cuales se exploran en esta publicación. Se trata asimismo de volver la mirada sobre aquella modernidad europea e ilustrada que hoy se ve desechada con el propósito de recuperar algunas claves todavía útiles para comprender nuestro propio tiempo.
Según la concepción clásica de la modernidad, los procesos de industrialización, diferenciación, racionalización y secularización impulsaban al mundo por la senda de un progreso de carácter universal dominado por Occidente. El impacto de discursos críticos como el postmoderno y el postcolonial, la difusión del proceso de globalización y el reconocimiento de la existencia de vías alternativas de acceso a la modernidad han tenido como consecuencia el definitivo abandono del modo eurocéntrico de entenderla. Sin embargo, el anhelo por desentrañar el carácter de la modernidad permanece vivo por muy duras que fueran las críticas recibidas, como demuestra la incesante aportación de descripciones de nuevas concreciones históricas de lo moderno. De ahí que parezca oportuno volver de nuevo a la vieja y denostada concepción de la modernidad y revisar sus fundamentos.
Tal revisión parte de la naturaleza ambivalente y contingente de la modernidad para explorarla en tres dimensiones fundamentales: modernidad como actitud (o experiencia), modernidad como época y modernidad como proyecto.
La modernidad como actitud refleja una determinada manera de obrar, pensar y sentir implícita en la autonomía del sujeto, en su libertad, y definida, en contraste con la actitud premoderna, por su carácter contingente, su predilección por lo novedoso y por el ejercicio de la crítica. La modernidad como época se refiere a una nueva conciencia del tiempo y a la cronología empleada para designar y clasificar los fenómenos económicos, políticos y sociales más visibles que han dado pie a la caracterización retrospectiva de la modernidad. La modernidad como proyecto trata de orientar una determinada construcción del presente en virtud de un ideal moral situado en el futuro que constituye el horizonte moral de validez universal hacia el cual se ha de encaminar el presente, una utopía de emancipación ambivalente que la crítica postmoderna desvalorizó especialmente.

Palabras clave: modernidad, actitud, época, proyecto