FES | Federación Española de Sociología

XII Congreso de la FES

Construyendo dignidad: trabajo emocional y continuidad del compromiso militante en la PAH

GT 20 Movimientos Sociales, Acción Colectiva y Cambio Social

Autor/a
Marcos Ancelovici (Université du Québec à Montréal)
Coautor/es
Montserrat Emperador Badimon (Université Lumière Lyon 2)

Programa:

Sesión de comunicaciones orales Franja 1B : MOVIMIENTOS SOCIALES, CAMBIO SOCIAL Y TRANSFORMACIONES EN LA PARTICIPACIÓN POLÍTICA I
Responsable(s): Rubén Díez García (Universidad Carlos III de Madrid & Universidad Complutense de Madrid)
Tipo de sesión: Sesión de comunicaciones orales
Día: jueves, 30 de junio de 2016
Hora: 14:00 a 16:00
Lugar: 012

Cansancio, tristeza, agobio... son algunas de las emociones experimentadas por las personas que se acercan a la Plataforma de afectados por la hipoteca (PAH). Además del malestar psicológico, sobre estas personas pesan dificultades relacionadas con los efectos de la crisis que afecta a España desde 2008: desempleo, rupturas afectivas o amenazas de desahucio. ¿Cómo comprender la dedicación de estas personas a una movilización costosa en detrimento de la búsqueda de soluciones individuales? ¿Por qué los militantes de la PAH siguen comprometidos a lo largo del tiempo a pesar de la incertidumbre en cuanto a la eficacia de la protesta?
No es fácil responder a estas preguntas con los argumentos proporcionados por la literatura académica. La sociología de los movimientos sociales ha dedicado esfuerzos a la investigación de la aparición y el declive de los movimientos. No obstante, la cuestión de su mantenimiento ha captado menos la atención de los investigadores. Nuestra comunicación pretende abordar este tema a partir del caso del movimiento contra los desahucios y, más precisamente, de la sección barcelonesa de la PAH.
Argumentamos que el mantenimiento del compromiso militante en la PAH surge de dos procesos, cada uno de los cuales está compuesto por tres mecanismos. El primer proceso es el de enmarcado, e implica un trabajo emocional que se declina en tres mecanismos: (a) la gestión y la exhibición estratégica de emociones; (b) formas cotidianas de sociabilidad emotiva; y (3) un trabajo de definición de las fronteras simbólicas del grupo. El segundo proceso es el de empoderamiento, también declinado en tres mecanismos: (a) creación y transmisión de conocimientos, (b) tutela y acompañamiento, y (c) aprendizaje práctico. Estos tres mecanismos conllevan la adquisición de habilidades y competencias, lo que confiere un aspecto práctico a la toma de conciencia y la identificación colectiva producidas a través del proceso de enmarcado. La dimensión pragmática alimenta un sentimiento de dignidad que es igualmente estimulado en el proceso de enmarcado. La conjunción de estos dos procesos explica en gran medida la presencia, a lo largo de meses y años, de activistas en un movimiento que, más allá de algunas victorias individuales, no ha alcanzado todavía cambios sistémicos significativos.
Nuestra demostración se basa en el trabajo de campo realizado entre marzo del 2013 y mayo de 2015, durante el cual hemos realizado más de 20 entrevistas semi-directivas, observado más de 20 reuniones y participado en decenas de acciones de protesta.

 

Palabras clave: activismo, emociones, enmarcado, empoderamiento, desahucios, PAH